viernes, 7 de septiembre de 2018

MACROBIÓTICA. LA SABIDURÍA MILENARIA APLICADA A LA VIDA COTIDIANA


¿Qué es la Macrobiótica?
Es un estilo de vida que cultiva la salud y procura el desarrollo humano. Interpreta la realidad y estudia “la naturaleza de las cosas” a través del pensamiento tradicional oriental y la fenomenología, es por ello que apela al conocimiento milenario y a la experiencia evidente. De esta manera utiliza el intelecto, la intuición y los sentidos como instrumentos de transformación, y con ayuda de los principios energéticos de la dialéctica yin yang o Inyología permite entender la relación causa-efecto de los fenómenos naturales, incluido el propio estado de salud.

Su alcance se extiende hasta los ámbitos de la filosofía, la espiritualidad, la medicina y la nutrición, siendo esta última la más popularizada en la actualidad. Precisamente debido al énfasis sobre el campo de la alimentación hoy en día se conoce ampliamente a la macrobiótica por sus atribuciones dietéticas.

Sus Orígenes
Aunque la macrobiótica contemporánea nació alrededor del año 1920 de la mano de George Oshawa (1981-1966), Hipócrates de Cos (460 a.C-370 a.C), el padre de la medicina en occidente,  ya usaba el término makorbióticas para denominar a aquellas personas longevas y sanas que cultivaban cuerpo, mente y espíritu. Al igual que los antiguos médicos chinos el galeno ya aplicaba principios de compensación a través de conceptos como humedad-sequedad y caliente-frío para el diagnóstico y los tratamientos. Asimismo tenía en cuenta seis pilares básicos, a saber, la alimentación, el ejercicio, el descanso, la actividad sexual, las evacuaciones y los baños.

Algunas figuras importantes anteriores a G. Oshawa que contribuyeron al nacimiento de la macrobiótica fueron los eruditos Ekken Kaibara (1630-1716) y Sagen Isizuka (1850-1909), siendo este último el maestro del propio Oshawa.

Oshawa se dedicó en cuerpo y alma durante más de 50 años de su vida a dar a conocer la filosofía y la medicina de extremo oriente, habiendo posibilitado el desarrollo de importantes núcleos macrobióticos por todo el mundo. Algunos de los discípulos que continuaron su legado fueron Michio y Aveline Kushi, Tomio y Bernadette Kikuchi, Herman y Cornelia Aihara, Shizuko Yamamoto y René Lévy, entre otros.

Yin y Yang
La Teoría del yin yang proviene de la antigua filosofía taoísta y se fundamenta en la observación de la naturaleza y sus ciclos para entender los movimientos de la energía y sus diferentes manifestaciones, tanto físicas como inmateriales. Nos enseña acerca de la existencia de un par de energías opuestas y complementarias, yin y yang, que se expresan continuamente: expansión-contracción, polo negativo-polo positivo, grande-pequeño, largo-corto, hueco-compacto, frío-caliente, húmedo-seco, ácido-alcalino, etc.

“Todo pulsa, todo está sujeto al cambio, yin se transforma en yang y yang se transforma en yin, así podemos reconocerlo en nuestro propio cuerpo, desde el latido de nuestro corazón hasta en un abrir y cerrar de ojos”.

Las Cinco Transformaciones de la Energía
En el cambio constante de yin a yang y viceversa podemos identificar fácilmente cinco movimientos de la energía que se manifiestan en la naturaleza: ascenso, expansión, descenso, contracción y fluctuación. Estos movimientos se estudian en la Teoría de los Cinco Elementos, siendo dichos elementos: Madera, Fuego, Tierra, Metal y Agua respectivamente.

A cada elemento se le atribuyen diferentes características como colores, olores, sabores, estaciones del año, tipos de alimentos, órganos corporales, emociones, etc. Todo ello tiene un gran valor en la práctica terapéutica, incluida la alimentación.


Nutrición y Cocina Energética
Aplicada a la alimentación la macrobiótica resuelve que todos los alimentos poseen unas cualidades energéticas yin yang que los caracterizan.

Esta dialéctica clasifica los alimentos de acuerdo con sus patrones de crecimiento, la estación del año en que se desarrollan, el medio en el que han crecido, el estado en el que quedan una vez cocinados y el modo en el que nutren al cuerpo y la mente.

También la forma en que se preparan los alimentos obedece a los distintos patrones energéticos expuestos anteriormente, por lo tanto prepararlos adecuadamente según la condición de cada persona es esencial para aprovechar al máximo sus cualidades nutricionales y producir efectos deseados que favorezcan la salud.

La concepción energética sobre la comida aplicada con conocimiento posibilita elegir tipos de alimentos y métodos de preparación favorables de acuerdo a nuestras necesidades personales según la edad, sexo, actividad, condición física, situación emocional y el entorno que nos rodea.

La macrobiótica recomienda adoptar una alimentación basada en alimentos integrales de origen vegetal, de la estación, de proximidad, crecidos naturalmente  y libres de agroquímicos. En general estos son los cereales integrales, las legumbres, las semillas, los frutos secos, las verduras y hortalizas, las frutas, las algas, los fermentados y algunos condimentos naturales. Desde un punto de vista energético podemos decir que la mayoría de estos alimentos son “alimentos centrados”, y que han de formar parte habitual de nuestra dieta ya que nos permiten mantenernos equilibrados sin experimentar cambios bruscos en nuestra salud. Por el contrario los alimentos altamente procesados, refinados, crecidos en climas tropicales, muy concentrados y de calidad animal forman parte de los “alimentos extremos” con efectos desequilibrantes, es por ello que deben evitarse o usarse con moderación. En algunos casos su consumo ocasional en las cantidades adecuadas y preparados correctamente puede ser hasta beneficioso. Su abuso lleva inevitablemente a la pérdida del equilibrio, es decir, a la pérdida de la salud.

Aprender a preparar los alimentos y ejercitarnos según el yin y el yang y las estaciones del año y saber de nuestro “clima interno” es de suma importancia para vivir de forma equilibrada y mantenernos sanos durante una larga vida.

Mario Sánchez Écija – Naturópata
Colaborador Cursos de Macrobiótica y Nutrición simbiótica (Fermentados) en El Aula de Estudios de La Biotika
AQUÍ PUEDES VER EL PROGRAMA DE NUESTROS TALLERES DE MACROBIÓTICA: LABIOTIKA.ES

No hay comentarios:

Publicar un comentario