viernes, 6 de septiembre de 2019

FENG SHUI PARA EL LUGAR DE TRABAJO


Nuestro lugar de trabajo es como nuestra segunda casa; pasamos largas jornadas en el mismo espacio día tras día, por esa razón es importante conseguir un ambiente favorable donde trabajar con más entusiasmo y donde se fomente la concentración y la creatividad.
En el Feng Shui cada elemento y su disposición cuentan: la forma de los accesos y escaleras, la iluminación, los colores, los techos, las ventanas y puertas, la ubicación del baño y cocina…
LA ENTRADA PRINCIPAL

La entrada principal es una de las zonas más importantes según el Feng Shui ya que recibe la energía que entra, y esta energía Chi, desde la entrada, se distribuye por toda la estancia. La entrada siempre debe estar bien iluminada, limpia y despejada. Si hay recepcionista, este puesto debe estar ubicado de tal manera que tenga una buena visión de la entrada. Hay que evitar que haya varias puertas de entrada a la oficina o local, ya que el resultado es como si existiesen muchas bocas, y esto produce discusiones con facilidad.
1. La entrada principal de una empresa se refiere a la puerta principal para entrar en el centro de trabajo. Por ejemplo, si una empresa tiene un edificio propio, se considera que la entrada principal es la del edificio pero en un edificio que acoge oficinas de distintas empresas, y quizás viviendas, la entrada principal para cada empresa sería la suya propia, ya no la del edificio.
2. Las dimensiones de la puerta principal han de ser proporcionales al tamaño de todo el edificio. Si la puerta es demasiado grande, es posible que se escape la energía Chi,  y si es demasiado pequeña es posible que no deje entrar suficiente energía Chi.
3. La puerta delantera debe ser sólida.
4. La puerta de entrada de la finca debe ser de color blanco, crema o color natural de madera. Evitar los colores oscuros, el negro, el rojo y el azul oscuro.
5. La puerta de acceso a la finca y la puerta principal del edificio no deben estar alineadas con la puerta trasera del edificio ni con la puerta trasera de la finca, ya que el Chi entra y sale, y no se queda en la vivienda.
6. La puerta principal no debe de estar frente a una iglesia, templo o cementerio, ya que vuelve a los habitantes tristes y solitarios por el exceso de energía Yin de esos lugares.
7. Un río o un canal de agua en dirección de alejamiento frente a la puerta de entrada a la finca o edificio produce pérdidas económicas por lo que se debe evitar esta situación
ASPECTOS IMPORTANTES

- ORDEN
el espacio de trabajo debe estar bien organizado y limpio, sin muchas cosas a la vista que bloqueen la energía y dispersen la atención.
- NATURALEZA
Si el lugar de trabajo es pequeño y oscuro puede causar sensación de “cueva”. Mantener algunas plantas o flores en el escritorio puede ayudar.
- AMBIENTE
Para el buen flujo energético en el trabajo es imprescindible crear un buen ambiente. Los colores y sus tonos influyen sobre nuestro estado emocional y pueden ayudar a disipar las malas energías. Para aquellos empleos donde la comunicación sea fundamental, los tonos blancos o cremas son los más aconsejables. Los verdes suaves son ideales para quienes trabajan generando ideas. El azul suave aporta una sensación de calma y el blanco se vincula al trabajo intelectual, ideal para tareas que requieren concentración y actividad mental.
Ambiente aéreo. El aire acondicionado de las oficinas y los monitores de los ordenadores llenan el aire de partículas cargadas de electricidad y generan un ambiente pesado, cargado de iones que provoca cansancio y somnolencia. Las lámparas de sal, las piedras de cuarzo o las plantas contribuyen a limpiar el aire.
Aromas: Las esencias naturales de cítricos u otros limpiadores aéreos del ambiente como el incienso, el palo de santo..., limpian el Chi estancado y dinamizan la energía.

ELEMENTOS IMPORTANTES

- Puertas: Las puertas marcan la energía entrante. Si el escritorio está en línea recta con alguna puerta, es mejor cambiarlo de sitio pues la llegada de energía sería demasiado directa y fuerte e impediría la concentración, y produciría intranquilidad.

- Máquinas: todas deben situarse en el lado del dragón de la oficina y en el lado del dragón de cada puesto de trabajo de cada uno de los trabajadores. 
- El escritorio: Es el mueble más importante de cualquier espacio de trabajo, ya sea en una oficina o en el estudio de tu casa. Un requisito fundamental del Feng Shui es contar con protección detrás de la espalda. Lo ideal es tener una pared detrás que nos sirva de apoyo, nunca debe haber una puerta ni una ventana. Materiales: La madera transmite solidez, estabilidad y confianza. Los escritorios de metal son conductores de energía y nos dejan expuestos a la acción negativa de las malas vibraciones ambientales. Las mesas de vidrio trasmiten dispersión y desórdenes. Forma del escritorio: Las mesas rectangulares favorecen la concentración, son ideales para oficinas. Un escritorio circular o en forma curva, en U es muy negativo, produce problemas digestivos y dispersa la mente.
- Iluminación: En los espacios de trabajo no se deben instalar luces encima de la silla del puesto de trabajo. La luz tiene una fuerza enorme y si cae a plomo sobre la cabeza crea una sombra que hace que se fuercen los ojos.  La luz siempre debe estar en la zona de Dragón.




Shu-Yuan Chen 
Profesora de I Ching y Feng Shui en el AULA DE ESTUDIOS labiotika.es





No hay comentarios:

Publicar un comentario